Datos personales

Mi foto
Madrid, Madrid, Spain

martes, 6 de mayo de 2008

nueve


Tardó bastante en reaccionar hasta que por fin dijo un "hola" casi inaudible. Su padre continuó inmóvil hasta que por fin preguntó qué hacía allí. Ella no fue capaz de decir nada pero le acercó el mensaje de la botella que llevaba en la mano. Su padre dudó unos instantes y se acercó despacio mirando a los lados como para comprobar que nadie lo veía. Cogió el mensaje rozando su mano y ella no pudo evitar que sus ojos se llenaran de lágrimas.

Leyó el mensaje despacio y se quedó un tiempo mirándolo. Con la cabeza agachada y casi sin fuerzas abrió la puerta del jardín y permitió que pasara. Después levanto la cabeza y volvieron a mirarse a los ojos.

"Esto está escrito hace muchos años", le dijo. "Él ya no..."

Sintió que llegaba tarde, que tuvo la oportunidad de salvar a su hermano, pero que de nuevo lo había abandonado a su suerte. Lo recordó tirado en la orilla, arrastrado por las olas que lo expulsaron del mar.

Y de repente lo vio, sentado en una silla de ruedas, acercándose extrañado y confundido a una chica que lloraba junto a su padre. Lo vio tratando de averiguar si podría ser realmente su hermana. Lo vio sin escuchar como su padre terminaba la frase "... puede caminar"

Se miraron durante mucho tiempo hasta que por fin él pudo preguntar "¿Eva?" Y ella, sin poder creerlo, le contesto "¿Ángel?". Se fundieron en un abrazo sincero, aliviado, eterno.

Y su madre, que obeservaba desde la ventana, supo que había llegado el momento de que la familia volviera a estar unida.

1 comentario:

Ruth dijo...

OOOOOOOOOOOOOOHHHHHHHHHH!!!!!! Qué bonito!!!!! Y no hay muertos ni nada, jejejeje. Me gustan los finales felices :-).