Datos personales

Mi foto
Madrid, Madrid, Spain

miércoles, 17 de septiembre de 2008

La felicidad



Es increible lo fácil que es hacer feliz a alguien. No hace falta mucho, un gesto, una palabra, una mirada. No hay más.

En ocasiones nos complicamos enormemente en buscar regalos o hacer grandes cosas y muchas veces nos liamos tanto que resulta imposible llevar a cabo nuestras pretensiones ya sea por economía o por tiempo. Cuando, en realidad, bastaba con una simple llamada.

Sin embargo, cuando la situación es al revés nunca nos vemos cortos. Cuando lo que queremos es fastidiar siempre encontramos palabras y actos para dejar claro lo mal que nos cae una persona, lo mal que ha hecho algo o lo mucho que odias a alguien. Y curiosamente esas situaciones se dan siempre con las personas que más queremos ¿Por qué no somos capaces de decir a alguien "Me encanta tu compañía" y sin embargo nunca nos quedamos cortos a la hora de descalificarnos los unos a los otros insultandonos y poniendonos trabas? ¿Por qué somos tan tontos?

Y un día, casi sin querer, porque estas de buen humor, le das un beso porque sí a la persona que quieres, o preparas su plato favorito, o dejas una nota escrita con un "Te quiero" para cuando llegue de trabajar y la otra persona siente un cosquilleo único y piensas "Con lo sencillo que es hacer feliz a alguien, y lo que nos cuesta hacerlo"

1 comentario:

Charly dijo...

Claro, eso es muy bonito. Empiezas por escribirle "Te quiero", luego por hacerle su plato, luego le haces el plato y se lo friegas, luego se lo haces, lo friegas y lo secas, luego lo haces, friegas, secas y lo colocas en el armario, luego lo haces, friegas, secas, colocas su plato y el tuyo, luego los vasos, los cubiertos, luego lavas y friegas la cocina, luego haces lo mismo con el baño, el dormitorio, el salón y la terraza...y acabas reventado y divorciado.

Es broma (o no), yo creo que la clave está en ser feliz con uno mismo. Cuando uno está feliz consigo mismo, es capaz de hacer feliz a los demás, si no lo estás contigo, no podrás hacer feliz a nadie.

Y la felicidad de unom mismo se encuentra en las cosas sencillas ... mmm sobre esto hay mucho que escribir ... lo dejo aqui, señora moderadora, por favor, admítame el comentario.

Charly